¿Por qué los gatos piden comida incluso con el comedero lleno? - AMOR A LOS ANIMALES

Latest

Página dedicada a nuestros engreídos, los animales

4 de junio de 2022

¿Por qué los gatos piden comida incluso con el comedero lleno?

 


No es ningún secreto que los gatos son muy exigentes con la comida y la higiene. Y un hábito muy común observado por todos los tutores es el de los gatos que piden comida incluso cuando el recipiente está lleno: manifiestan su insatisfacción con la comida "vieja" con muchos maullidos para llamar la atención del tutor. 

Este es otro curioso comportamiento felino con muchas explicaciones coherentes detrás. Al fin y al cabo, ¿se trata de frescura o realmente les molesta el cuenco medio vacío? ¿La comida para gatos pierde calidad después de un tiempo o sólo quieren oír el ruido del recipiente que se rellena? Te explicamos todo lo que debes saber sobre este comportamiento felino.

La comida para gatos expuesta durante mucho tiempo pierde su atractivo olor

A diferencia de los perros, que están tan locos por la comida que no se preocupan tanto, los gatos son mucho más exigentes cuando se trata de la comida. 

Como los gatos suelen comer mucho menos durante el día, es normal que el propietario les deje la comida a su disposición para que coman cuando quieran. Con el tiempo de exposición, la comida pierde algo muy importante para los gatos: el olor.

Mientras que los humanos tienen entre 2.000 y 8.000 papilas gustativas, los gatos tienen menos de 500. 

Por otro lado, los gatos tienen un sentido del olfato extremadamente sensible y agudo, mucho más que los humanos, y esto interfiere a la hora de no aceptar nada para comer. El olor es la mayor prueba de calidad de un alimento para gatos. 

Por lo tanto, si observa que su gato pide comida incluso cuando el comedero está lleno, sepa que tiene una razón plausible para ello. Es decir, el olor de la comida del gato no le resulta atractivo.

Cuidado con el contacto de los bigotes del gato con el recipiente

Otro motivo por el que el gato pide comida incluso cuando el cuenco tiene pienso son las vibrisas, esos pelos más largos y gruesos situados en el hocico. Los bigotes del gato ayudan al equilibrio y al sentido del espacio del animal y no está indicado, en ningún caso, cortarlos. 

A pesar de esta potente función, los bigotes son muy sensibles y pueden herir cuando el pelo choca con cualquier superficie. 

Pero, ¿cómo interfiere esto en la alimentación del gato? Si se observa bien, es normal que los gatos sólo coman la comida del centro del comedero y dejen los granos en el borde. Esto se debe a que el contacto de las vibrisas con el borde de la cazoleta es muy incómodo. 

Si el gato pide comida aunque el comedero parezca más lleno por los lados, conviene agitar el bote para repartir los granos.

Gato pidiendo comida: ¿cuál es la solución, después de todo?

Si has llegado hasta aquí, ya sabes que un gato que maúlla por comida tiene sus razones para este comportamiento. 

Además de comprobar la pérdida del olor atractivo para el gato y las molestias en los bigotes, también hay que prestar atención a la calidad general de la comida que hay en el bote. 

Lo ideal es que la comida en el fondo del contenedor no se deje allí durante muchos días sólo con la reposición en la parte superior porque la comida también perderá nutrientes con la exposición. 

También se puede cambiar la textura del alimento, lo que sólo hará que el animal lo rechace aún más. Por lo tanto, cada vez que pongas una nueva ración, agita bien para mezclar el alimento. Preste también atención a la higiene: al menos cada dos días, retire toda la comida y lave el comedero con agua y jabón neutro.

Comportamiento felino: en caso de duda, cambie la comida y ceda a los caprichos de su gato

Los pequeños detalles que hemos mencionado aquí pueden hacer que su gato no coma correctamente, o incluso que se niegue a comer. 

Cuidado: un gato hambriento y en ayunas durante mucho tiempo puede tener graves consecuencias para su salud, como la lipidosis hepática. En caso de duda, lo mejor es responder a la llamada de su gato y ponerle comida fresca. Si el maullido continúa, esté atento a otros síntomas que puedan indicar malestar y hable con su veterinario.

-->