La historia de Hachiko, el perro más fiel del mundo - AMOR A LOS ANIMALES

Latest

Página dedicada a nuestros engreídos, los animales

29 de marzo de 2022

La historia de Hachiko, el perro más fiel del mundo



Hachiko fue un perro extraordinario y admirado por su infinita fidelidad y amor a su amo. 

Su dueño era profesor de una universidad y el perro acostumbraba a esperarlo en la estación cada que él volvía de trabajar todos los días, y lo siguió haciendo incluso después de su muerte del profesor..

Esta demostración de afecto y lealtad hizo que la historia de Hachiko se haya vuelto mundialmente famosa, e incluso se hayan filmado películas contando su historia, tales como "Siempre a tu lado" con las actuaciones de Richard Gere y Joan Allen..

Esta es una historia muy conmovedora de verdadero amor, del más genuino y leal. Y el ejemplo, lo da un animal.


CÓMO EMPEZÓ LA HISTORIA DE HACHIKO

Hachiko era un Akita Inu que nació en el año 1923 en la prefectura de Akita. Un año más tarde se convirtió en un regalo para la hija de un profesor de ingeniería agrónoma de la universidad de Tokio. 

Cuando el profesor, Eisaburo Ueno, lo vio por primera vez, se dio cuenta de que sus patas estaban levemente torcidas, se parecían al kanji que representa el número 8 (八, que en japonés se pronuncia hachi), así que decidió ponerle de nombre Hachiko.

Cuando la hija de Ueno creció, se casó y se fue a vivir con su esposo dejando atrás al perro. El profesor se había encariñado mucho con él, así que decidió quedárselo en vez de regalarlo.

Ueno iba a trabajar en tren todos los días y Hachiko se convirtió en su fiel acompañante. Todas las mañanas lo acompañaba a la estación de Shibuya e iba a recibirlo de nuevo cuando volvía.

LA MUERTE DEL PROFESOR

Un lamentable día, mientras daba clases en la universidad, el profesor Ueno sufrió un paro cardiaco que terminó con su vida, sin embargo, Hachiko siguió esperándolo en Shibuya.

Día tras día Hachiko iba a la estación y lo esperaba durante horas , cuando llegaba el tren buscaba su rostro entre los miles de personas que pasaban por allí. Los días se fueron convirtiendo en meses y los meses en años. Hachiko esperó incansablemente a su dueño durante nueve largos años, bajp cualquier cicunstancia, así lloviera, nevara o hiciera sol.

Los habitantes de Shibuya ya conocían de la fidelidad eterna de Hachiko y se encargaron durante todo ese tiempo de alimentarlo y cuidarlo mientras el perro esperaba en la puerta de la estación. Esa lealtad por su amo le valió el apodo de "el perro fiel".

Tanto cariño y admiración causó la fidelidad y amor de Hachiko, que en 1934 erigieron una estatua en su honor enfrente de la estación, justo donde el perro esperaba a su dueño diariamente.

LA MUERTE DE HACHIKO

Un 9 de marzo de 1935 los habitantes del lugar encontraron a Hachiko muerto a los pies de la estatua. Murió debido a su edad en el mismo sitio donde había esperado la vuelta de su dueño durante nueve años consecutivos. Los restos del perro fiel fueron enterrados junto a los de su amo en el cementerio de Aoyama en Tokio.

Con motivo de la  Segunda Guerra Mundial se fundieron todas las estatuas de bronce para fabricar armamento, incluida la de Hachiko. No obstante, luego de unos años , se creó una sociedad para conseguir fondos y  realizar una nueva estatua y recolocarla en el mismo lugar donde originalmente estaba ubicada.

Finalmente se contrató a Takeshi Ando, el hijo del escultor original, para que rehiciera la estatua. Así lo hizo y actualmente la estatua de Hakicho sigue en el mismo sitio, frente a la estación de Shibuya y el 8 de abril de cada año se conmemora su fidelidad.

Después de 87 años de su muerte, la historia de Hachiko, el perro fiel todavía sigue viva debido a la demostración de amor, lealtad y cariño incondicional y eterno que conmovió el corazón de toda una población y que todavía hoy sigue haciéndolo.ya con las personas de otros lugares que conocieron la historia.


-->