Los perros, nuestros mejores amigos en la salud y en la enfermedad - AMOR A LOS ANIMALES

Latest

Página dedicada a nuestros engreídos, los animales

31 de marzo de 2022

Los perros, nuestros mejores amigos en la salud y en la enfermedad


Los perros, a menudo considerados como los mejores amigos del hombre, han sido el tema de muchos estudios científicos que investigan cómo podrían realmente mejorar el bienestar de los seres humanos. 


En este post, trataremos el tema respecto de cómo su amigable cachorro puede ayudarle a beneficiar su salud en todos los ámbitos.

Los perros como compañeros del hombre

Según la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA, por sus siglas en inglés), se estima que en Estados Unidos hay alrededor de 78 millones de perros que se tienen como mascotas.


No está claro cuándo se domesticaron los perros por primera vez, pero un estudio publicado hace algunos años afirma que, al menos en Europa, los perros fueron domesticados hace unos 20 000 o 40 000 años.

Es probable que los humanos y los perros hayan compartido un vínculo especial de amistad y apoyo mutuo desde al menos el período Neolítico, pero ¿por qué este vínculo ha sido tan duradero?


Por supuesto, estos primos de los lobos históricamente han sido excelentes para mantenernos seguros a nosotros y nuestras viviendas, protegiendo nuestras casas, nuestro ganado y nuestros diversos bienes materiales. A lo largo de la historia, los humanos también han entrenado perros para que los ayuden con la caza, o han criado numerosas especies de aspecto extravagante por su ternura o elegancia.


Sin embargo, los perros también son, y es posible que siempre lo hayan sido, compañeros verdaderamente valiosos, famosos por su lealtad y su voluntad aparentemente constante de poner una sonrisa en los rostros de sus dueños.


En este post, describimos la investigación que muestra cómo nuestros perros nos hacen más felices, más resistentes cuando enfrentamos el estrés y físicamente más saludables, por nombrar solo algunas formas en que estos queridos cuadrúpedos contribuyen a nuestro bienestar.

Los perros te ayudan a que te mantengas con buena salud física

Muchos estudios han sugerido que tener perros como mascotas se asocia con una mejor salud física, como muestran diversas fuentes especializadas.
Una de las aseveraciones de dichos estudios señalan que: "Los perros 'obligan' a sus dueños a hacer ejercicio a diario"


El año pasado, Medical News Today informó sobre un estudio que mostró que tener un perro reduce el riesgo de muerte prematura de una persona hasta en un tercio.


Además, los investigadores de la Universidad de Harvard en Cambridge, MA, sugieren que los dueños de perros tienen un menor riesgo de enfermedades del corazón.
¿Por qué se daría esto? Es difícil establecer una relación causal entre tener un perro y disfrutar de una mejor salud.


Sin embargo, los beneficios pueden aparecer gracias a una serie de factores relacionados con los ajustes al estilo de vida que las personas tienden a hacer después de decidir adoptar a un amigo canino.
El factor de estilo de vida más destacado es la actividad física. No hay forma de evitarlo: si tienes un perro, debes comprometerte a caminar dos veces al día, y a veces incluso más.
Según un artículo de Trusted Source publicado en The Journal of Physical Activity and Health, es más probable que los dueños de perros caminen por motivos de ocio que las personas que no tienen mascotas y las personas que tienen gatos.


Los resultados se basaron en el estudio de una cohorte de 41 514 participantes de California, algunos de los cuales tenían perros, otros tenían gatos y otros no tenían mascotas.
Además, varios estudios recientes, incluido uno de la Universidad de Missouri en Columbia y otro de la Universidad de Glasgow Caledonian en el Reino Unido, encontraron que los adultos mayores de 60 años disfrutan de una mejor salud gracias al ejercicio “forzado” que obtienen al pasear a sus perros.


Uno de los especialistas de esta investigación afirma:
“En el transcurso de una semana, este tiempo adicional dedicado a caminar puede ser suficiente en sí mismo para cumplir con las recomendaciones [de la Organización Mundial de la Salud] de al menos 150 minutos de actividad física moderada a vigorosa”.
Philippa Dall, Universidad Caledonia de Glasgow


Los perros pueden fortalecer nuestra salud no solo a medida que envejecemos, sino también mucho, mucho antes: incluso antes de que nazcamos.
La investigación publicada el año pasado sugiere que los niños que estuvieron expuestos a perros mientras aún estaban en el útero, ya que sus madres pasaban tiempo con perros durante el embarazo, tenían un menor riesgo de desarrollar eccema en la primera infancia.


Además, los niños expuestos a ciertas bacterias que portaban los perros también experimentaron una reducción de los síntomas de asma, anotaron los investigadores.

Los perros hacen que la gente se sienta mejor emocionalmente.

Quizá el beneficio más intuitivo de compartir tu vida y tu hogar con un amigo canino es que los perros te dan "vibraciones para sentirte bien" casi al instante.


Los perros se utilizan a menudo como animales de terapia porque tienen un efecto calmante en las personas.


Es realmente difícil no animarse, incluso después de un duro día de trabajo, cuando un perro amistoso te saluda con entusiasmo, y con fuertes ladridos de afecto.


Esto, explican los investigadores, se debe al efecto de la oxitocina, la “hormona del amor”.
“Durante las últimas décadas”, escriben los autores de una revisión que apareció en Frontiers in Psychology, “la asistencia animal en terapia, educación y cuidado ha aumentado considerablemente”.


Cuando interactuamos con perros, nuestros niveles de oxitocina se disparan. Dado que esta es la hormona en gran parte responsable de la vinculación social, esta “inyección de amor” hormonal aumenta nuestro bienestar psicológico.


Estudios previos analizados en la revisión han revelado que los dueños de perros tienen interacciones sociales más positivas y que la presencia de amigos caninos hace que las personas sean más confiadas y también más merecedoras de confianza.
Además, los perros parecen reducir los síntomas de la depresión y hacen que las personas sean más resistentes al estrés. Es por eso que los perros se utilizan a menudo como animales de terapia. Como señaló el investigador Brian Hare, de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, en una entrevista para The Washington Post:


“Los perros hacen que las personas se sientan bien, y su único trabajo es ayudar a las personas en situaciones estresantes a sentirse mejor”.


Los investigadores plantean la hipótesis de que los perros de terapia pueden mejorar el bienestar psicológico de los niños que reciben terapia contra el cáncer, así como ayudar a las personas diagnosticadas con trastorno de estrés postraumático (TEPT) a lidiar con los síntomas perturbadores o incluso prevenir la aparición de los episodios relacionados con dicho trastorno.


-->